You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

POSTS

La inmigración y Europa

Inmigración
Miquel Roca Junyent
Valores
Pobreza
Legislación
Gestión de la inmigración
Crisis

Hace tiempo que Europa arrastra un problema que no sabe resolver ni enfocar debidamente: el de la inmigración. Ciertamente, no es un problema fácil ni tiene una rápida solución. Miles y miles de personas, decenas y centenares de miles, desean abandonar su país para encontrar en Europa un lugar que les permita vivir -en el sentido más elemental y primario del verbo- en libertad, en seguridad, o simplemente en condi­ciones mínimas de dignidad personal. Atenderlos no es fácil; seguramente se podría decir que no es posible dar satisfacción a tanta expectativa, a tanta ilusión, a tanta necesidad.

Pero estas dificultades no justifican el grado de cinismo con el que el problema se está enfocando. Europa puede explicar y poner de manifiesto los límites de su acción solidaria, pero no puede dejarse conducir por comportamientos y actitudes que nos avergüenzan colectivamente. Y, sobre todo, que nos recuerdan episodios lamentables de nuestra historia. Incluso administrando recursos limitados y escasos, la dignidad puede ser respetada; puede y debe serlo. No hacerlo no es el resultado de una imposibilidad, sino el olvido consciente de las exigencias del respeto debido a cualquier persona.

Salvini felicitándose de la solidaridad de España, con risitas socarronas para destacar que ellos ya han hecho bastante, es una vergüenza para todos nosotros. La idea de hacer centros de internamiento fuera de Europa es un insulto a los valores que Europa representa. Estamos en un juego de disparates, pero con la singularidad de que los que la dicen más gorda son los más aplaudidos en sus países respectivos. Cuanto peor se propone tratar la miseria que se esconde bajo los movimientos migratorios, más aceptación popular parece tener lo que se propone. ¿Hemos perdido el entendimiento?

Insisto en que el problema ni es fácil ni tiene soluciones rápidas. Pero, quizás precisamente por esto, debería tratarse con seriedad, con entendimiento, con respeto.

Ahora, esto no es fácil. Los efectos polémicos y brutales que acompañan el fenómeno migratorio son examinados en Europa bajo la perspectiva interesada y cínica de los votos que pueden sacarse. Estar en contra, excitar pasiones y justificar la persecución de los inmigrantes tiene premio; el buenismo, también. Pero lo que no parece interesar a nadie es hablar seriamente del problema, para aportar soluciones o, como mínimo, esperanzas.

Este tema nos explotará en forma dramática el día menos pensado. El caso del Aquarius es una anécdota; dramática, muy cierto, pero anécdota. Miles y miles de personas quieren venir y vendrán. Entrarán por aquí o por allí, pero vendrán. ¿Qué haremos? ¿Cómo los trataremos? No tiene sentido pensar que haciendo el distraído el problema se resolverá por sí solo. Y Europa ha de entender que sólo entre todos podremos ver las dimensiones reales del problema y lo que cada un de nosotros deberá hacer o aceptar. Los estados se juegan mucho, pero los ciudadanos, también. La solidaridad sin coste no existe: alguien la ha de pagar.

De momento, no vamos bien. El flujo migratorio no para; los radicales ganan terreno. En este terreno, Donald Trump está muy acompañado. Se pelean por los aranceles que gravan el comercio internacional, pero trumpean cuando tratan de los movimientos migratorios, ¿Cómo puede continuar todo esto sin que el proyecto europeo se resienta? Nos jugamos mucho.
 

Miquel Roca Junyent. La Vanguardia, 26.06.2018, p. 20

El mundo africano. Las etnias, las naciones y las migraciones

La descolonización de África se realizó estructurando unas naciones arti ...

Hay que ajustar la legislación a fin de que contribuya al arraigo de los inmigrantes

En relación a la inmigración hay una gran contradicción. Nada más ...

Nuevos retos en el mundo migratorio

Seguiremos teniendo un flujo de inmigrantes notable, con situaciones cada vez más comp ...

El afecto personal, gran herramienta para la integración

En los procesos de integración, tanto de los inmigrantes como de las personas en situa ...