Braval

Catalán Castellano

Valores y deporte

Ignasi Taló. Director de la Escuela Deportiva Brafa. La Vanguardia, 26.03.2017, p. 85
31/05/2017
“Si el deporte no sirve sobre todo para transmitir valores, no es deporte. Es negocio, espectáculo”.

La primera vez que leí esta frase del psicólogo del deporte Pep Marí me pareció exagerada. Pero conforme he ido pensando, me doy cuenta de que define el deporte actual, tanto el profesional como el de base.
 
Me quiero centrar en el deporte de base, el que implica a niños y niñas de seis o siete años y que a menudo se convierte en una imitación del deporte profesional, donde ganar pasa a ser el único objetivo y donde frases como “ha conseguido forzar un penalti” se dan por buenas. También hay situaciones como la que vi hace unos años: el abuelo de un niño de ocho años le pagaba cinco euros por cada gol. Esta imitación de la competición profesional distorsiona el deporte de base y la competición, que debería ser un medio para aprender, mejorar, disfrutar, saber equivocarse y, sobre todo, adquirir unos valores. Pienso que estos valores serán una de las cosas que los jóvenes más agradecerán cuando sean mayores.
 
Los padres se preguntan a menudo qué quiero que mi hijo sea de mayor, pero tal vez también deberían preguntarse cómo quiero que mi hijo sea de mayor, y aquí el deporte tiene mucho que decir. Deberían darse cuenta de que la competición es un espacio privilegiado que compartir con sus hijos y un escenario para transmitir valores.
 
A veces me imagino la siguiente escena: la familia vuelve de ver un partido de uno de sus hijos. En el coche, la madre comenta: “Hoy estoy muy contenta porque, cuando te han hecho aquella falta, te has levantado enseguida y al final has agradecido al árbitro su trabajo”. A continuación, el padre añade: “A mí me ha gustado mucho cuando te han cambiado y has seguido animando al equipo desde el banquillo, y cuando vuestro portero ha hecho aquella cantada solo empezar el partido le has animado”.
 
¿Os imagináis cómo serían los partidos con padres así? ¿Imagináis cómo saldrían nuestros jóvenes si el deporte y la competición se enfocasen en clave de valores, algo que no está ni de lejos reñido con la superación y el procurar ganar? Parece fácil ¿verdad? ¡Pues trabajemos para conseguirlo!


×

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mejorar la navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestros Términos y Condiciones de Uso.