Braval

Catalán Castellano

Asistentes

104. Conversación de Octubre 2018

10/10/2018
A pesar de las dificultades, la gran red social que tenemos posibilita la cohesión social

Empezamos el 14º año de estas Conversaciones.
 
La situación de la vivienda en muchos barrios de Barcelona es especialmente precaria y dificulta mucho la interrelación entre habitantes de varios países. El incremento de pisos turísticos hace que, además, vayan aumentando el precio de los alquileres, por lo que en barrios como el Raval -y ahora también en San Antonio- se haya producido una notable movilidad. Pero esta "movilidad" es relativa, consiste en que una familia se traslada a un piso cercano y vive en una sola habitación. Donde antes vivían tres familias ahora viven cuatro. No ha variado el número de habitantes del barrio.
 
Toda esta situación va generando tensiones, que a veces se manifiestan en el nivel de exigencia o mala educación con que algunos inmigrantes piden los servicios sanitarios, por ejemplo, sin respetar los tiempos y las "colas". Gritan tanto que al final se les facilitan las visitas u otros servicios para que no generen disturbios, con el consiguiente enfado de los usuarios que siguen las pautas previstas.
 
Asimismo, muchas veces los recién llegados no tienen la experiencia previa de una red social de ayuda; piensan que todo lo deben resolver por sí mismos, y que nadie les ayudará. Por eso son más individualistas y desconfiados en un primer momento. La relación personal facilita el encaje en la sociedad.
 
La escolarización es otro factor, quizás el más decisivo, para lograr la cohesión social. La planificación escolar pivota sobre el territorio como criterio básico. Pero, como ya hace años reconoció el propio Consejero de Educación de la Generalitat, dentro de misma red pública, en una misma zona geográfica, hay centros que soportan elevadas concentraciones de inmigrantes junto a otros copados por la población autóctona que casi no tienen inmigrantes en las aulas. Es necesario un gran pacto social para que, respetando el derecho de los padres a la educación de los hijos, se consiga convertir las escuelas en auténticos espacios de convivencia intercultural.
 
Aunque se están realizando muchas actuaciones con resultados muy positivos de cohesión social, encontramos una gran dificultad en dar visibilidad en los medios de comunicación, especialmente en las grandes ciudades. En cambio, es más fácil que los medios de una población más pequeña se haga eco, sin duda porque no tienen tantas noticias para publicar. En cualquier caso, es evidente la mejora de la cohesión social que se está produciendo gracias a la gran red social de que disponemos.

 






×

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mejorar la navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestros Términos y Condiciones de Uso.