Braval

Catalán Castellano

Asistentes

110. Conversación de Abril 2019

10/04/2019
La vivienda como factor de integración

Seguimos hablando de la vivienda, uno de los mayores problemas que hoy en día afectan a los inmigrantes (y muchos no inmigrantes), y que ha generado el fenómeno "okupa". En este sentido hay que diferenciar entre el okupa necesitado, y el okupa anti-sistema.
 
Hay que ir articulando un sistema de protección para que nadie se quede sin vivienda. Una de las soluciones pasa por la implicación de las instituciones públicas, con un buen depósito de vivienda social. Pero no es suficiente, este depósito se debe gestionar con rapidez y eficacia. Actualmente, según informan los medios de comunicación, existe un buen número de viviendas de titularidad pública o de la sareb a los que no se les da salida para las personas necesitadas, porque los procesos de adjudicación están paralizados por trámites administrativos.
 
La memoria histórica nos da referencias de este problema. En los años 50 y 60 del siglo pasado, en barrios de inmigración vivían muchas personas en pocos metros cuadrados, y ahora se vuelve a repetir el mismo proceso, pero con inmigrantes de otros países. Los alquileres se han desorbitado y volvemos a tener una pseudo-burbuja urbanística, donde los más perjudicados son los últimos escalones de la sociedad, entre los que están los inmigrantes.
 
También una fuente importante de pobreza es la enfermedad mental, que incide directamente en el tema de la vivienda. En los años 80 del siglo pasado, las personas con estas enfermedades pasaron de ser atendidas en centros hospitalarios a estar en la calle. Los sin techo, que muchas veces tienen adicciones, no quieren estandarizar su vida, por enfermedad mental. El sistema sanitario debería plantear algún tipo de recurso público para que estas personas puedan reinsertarse.
 
El inmigrante está muy desprotegido en lo que se refiere a la capacidad de gestionar los recursos que la sociedad pone a su alcance, dándose los dos extremos opuestos: unos abusan de los recursos porque conocen las triquiñuelas, y otros están totalmente desamparados por no tener canales de gestión, por desconocimiento de la lengua y de las instituciones. Por eso es muy de agradecer el trabajo de acompañamiento del voluntariado de muchas instituciones, que es muy cercano.






×

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mejorar la navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestros Términos y Condiciones de Uso.